Ciudad protegida

noviembre 14, 2009

 

cristo_vista_panoramica

Mar, montaña, ríos y lagunas se unieron para crear una geografía variada y hermosa en la que se asentó una urbe que desde el siglo XVI no ha parado de crecer. Hoy es una de las ciudades más hermosas de América: Río de Janeiro.

Río de Janeiro tiene una belleza importante, con áreas edificados en la bahía con vista a las playas y además hacia la cordillera en su esplendor. Por sobre todas las cosas los famosos y exuberantes bosques tropicales. Por este gran paisaje, Río de Janeiro es considerada una de las ciudad mas hermosas del mundo entero, justificando así el titulo de “Ciudad Maravillosa”

Pero es la fama por buscar el entretenimiento y la diversión la que destaca Río de Janeiro. Con sus playas completamente gratis de fama mundial para todos como Copacabana o Ipanema, su bahía magnífica, una de las más encantadoras del mundo entero, y su clima estupendo, una mezcla de verano y la primavera, Río de Janeiro es una ciudad que vive en y para el sol.

El Cristo redentor de Río es el símbolo del Amor y una llamada a la fraternidad. Este colosal Cristo, de 38 metros de altura y 1.145 toneladas de peso, es el orgullo de todos los brasileños, sean del origen y la casta que sean, pues desde su cerro los abraza y protege con ese gesto que tan famoso ha hecho su silueta de brazos abiertos.

El centro comercial de la ciudade stá formado por elevados edificios de oficinas. Las zonas industriales de mayor importancia están ubicadas al norte, donde también hay grandes distritos residenciales. Los sectores de infraviviendas llamadas favelas se encuentran en las laderas de las montañas.

 Para hablar algo de comida decir que el sábado es día de “Feijoada” (frijoles negros) en Río al regreso de la playa. Este es uno de los platos más tradicionales en la cultura carioca, y consiste en las dos bases de la alimentación brasileña, arroz blanco y frijoles negros.

Anuncios

El puente más famoso del mundo

noviembre 3, 2008
san-francisco-golden-gate-bridge
 San Francisco está situado en la costa californiana, al norte de los Ángeles, cerca del mar, donde podrá disfrutar de unas maravillosas vistas, y panorámicas desde la bonita bahía. El clima que podrán encontrar es uno cálido en los veranos y frío en el invierno, aunque no tendrán que preocuparse porque las temperaturas no son extremas, eso sí por las noches siempre es bueno lleva un abrigo porque los vientos pueden ser fuertes durante todo el año. San Francisco ofrece una gran oferta para la diversión y una gran variedad de atractivo para los turistas y para todos los que desean visitar la ciudad. El Golden Gate Bridge sin dudas es el símbolo de la ciudad, se visualiza desde casi toda San Francisco.Este maravilloso puente está albergado por el Golden Gate Park y es uno de los parques más magestuosos del mundo, abarcando una superficie de unas 400 hectáreas. Union Square está en el centro de la ciudad, es una zona comercial donde podrán ver los mejores hoteles y tiendas. Allí encontrará hoteles con maravillosas terrazas donde podrá disfrutar de hermosas vistas como el Hotel Mark Hopkins. <a href=”http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloID=10791″>Nob Hill y Financial Distric</a>, es una de las colinas más grandes de San Francisco que posee una de las vistas más bonitas al barrio financiero de la ciudad y a la bahía. Allí podrán encontrar una réplica de Notre Dame de Paris, y el Cable Car Museum. Por la zona podrán ver famosos rascacielos como el Bank of America, Embarcadero Center o el Transamerica Building. Haight-Ashbury es  conocido por el movimiento hippie, a finales de los sesenta, muy cerca de allí podrán visitar el Parque del Golden Gate, que cuenta con muchos jardines, invernaderos, instalaciones deportivas y un acuario. Además esta zona está rodeada de casas de estilo victoriano muy hermosas. Desde el Golden Gate podrán disfrutar de las maravillosas vistas de la Bahía de San Francisco, donde podrán observar multitud de puentes incluido el famoso Puente de Golden Gate, el que fue el puente más grande del mundo allá por 1937, con 3 kilómetros de longitud.